El gluten no es el único culpable, también lo son otras proteínas del trigo


Un nuevo estudio relaciona la inflamación de algunas enfermedades crónicas y la sensibilidad al gluten no celiaca con una proteína del trigo que no es el gluten.

Numerosas investigaciones han sugerido que esta familia diferente de proteínas, que se denominan inhibidores de amilasa-tripsina (ATI) podrían encontrarse detrás de la sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC), enfermedad asociada con los síntomas típicos de la celiaquía, tanto gastrointestinales (diarrea, dolor e hinchazón abdominal) como extradigestivos (jaquecas, fatiga, eczema y dolores articulares).

Tania Mesa – Nutricionista y Enfermera de Neolife


La sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC), una gran desconocida que va en aumento.

Actualmente hay un aumento de la población que refiere tener problemas cuando ingiere cereales que contienen gluten, sin que existan evidencias previas de enfermedad celiaca (EC) o de alergia al trigo (AT) y/o cereales con presencia de gluten como hemos comentado anteriormente en este blog.

La sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC) fue descrita por primera vez en los años ochenta, definiéndose de forma tan general como aquellos casos de reacción al gluten en donde se han descartado tanto los mecanismos gastrointestinales autoinmunes como los alérgicos. Sin embargo, y a pesar del tiempo discurrido, es muy poco lo que se sabe sobre esta enfermedad.

Sensibilidad al gluten

El diagnóstico tardío de este trastorno conduce al paciente a una serie de desórdenes, no necesariamente del ámbito intestinal, que pueden desembocar en una enfermedad crónica, autoinmune, inflamatoria o neoplásica.

Esto hace que la SGNC sea una enfermedad silenciosa, que va afectando de forma sutil al organismo, y que podría conllevar complicaciones más graves.

Los inhibidores de amilasa-tripsina (ATI), el posible causante del desarrollo, entre otros, de la sensibilidad al gluten no celíaca.

Un grupo de científicos ha descubierto que una proteína del trigo, que no es el gluten, provoca la inflamación de algunas enfermedades crónicas, como la esclerosis múltiple, el asma y la artritis reumatoide, y también contribuye al desarrollo de la sensibilidad al gluten no celíaca.

Esta nueva investigación (1), presentada en la Semana de la UEG (United European Gastroenterology) 2016, centra la atención en una familia diferente de proteínas, que se denominan inhibidores de amilasa-tripsina (ATI).

Los ATI son una familia de proteínas que, como el gluten, se encuentran en el trigo. Y como sucede con el gluten en las personas celiacas, pueden desencadenar una reacción inmune con consecuencias muy molestas e, incluso, de cierta gravedad. De hecho, numerosas investigaciones han sugerido que estos ATI podrían encontrarse detrás de la sensibilidad al gluten no celiaca (SGNC), enfermedad asociada con los síntomas típicos de la celiaquía, tanto gastrointestinales (diarrea, dolor e hinchazón abdominal) como extradigestivos (jaquecas, fatiga, eczema y dolores articulares), que padece un 5-10% de la población.

El estudio muestra que el consumo de ATI puede conducir al desarrollo de inflamación en tejidos más allá del intestino, incluyendo los ganglios linfáticos, los riñones, el bazo y el cerebro. La evidencia sugiere que las ATI puede empeorar los síntomas de la artritis reumatoide, esclerosis múltiple, asma, lupus y enfermedad de hígado graso no alcohólico, así como la enfermedad inflamatoria intestinal.

El tratamiento de la SGNC consiste en seguir una dieta libre de gluten, lo que mejora, y mucho, la sintomatología. Sin embargo, el origen de esta enfermedad podría no estar en el gluten. Entonces, si el gluten no es el desencadenante de esta enfermedad, ¿por qué se llama ‘sensibilidad al gluten’? Por la razón que sea, parece incorrecto. De hecho, los investigadores del estudio abogan por cambiar el nombre a la patología. El director de la investigación concluye diciendo: «esperamos que nuestro trabajo también ayude a redefinir la sensibilidad al gluten no celiaca con un término más apropiado. Y es que, dado que ‘sensibilidad al gluten’ implica que el gluten sea el único responsable de la inflamación, debe considerarse un nuevo nombre para esta enfermedad».


BIBLIOGRAFÍA

(1) http://medicalxpress.com/news/2016-10-links-protein-wheat-inflammation-chronic.html

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario