Medicina Preventiva: Valentín Fuster y Neolife


El Director General del CNIC, Valentín Fuster, aboga por un reto en el paradigma sanitario: de la Medicina Convencional a la Medicina Preventiva y Predictiva.

La enfermedad cardiovascular (que afecta tanto al corazón como al cerebro) es la primera causa de muerte en los países desarrollados (seguida del cáncer) y se relaciona directamente, al menos, con siete factores de riesgo. Con un solo factor de riesgo, se tiene un 25% de probabilidades de sufrir un infarto de miocardio en los próximos 10 años. El 60% de los españoles de más de 50 años tiene más de un factor de riesgo.

Dirección médica de Neolife


Recientemente el afamado Dr. Valentín Fuster dictó una brillante conferencia en la Fundación Ramón Areces, con el título “Enfermedad subclínica de corazón y cerebro: el reto de la década”. Puedes escuchar la conferencia haciendo clic en el siguiente enlace.

play

El Dr. Fuster es el actual Director General del Centro de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) de Madrid, el Director del Instituto Cardiovascular y el “Physician-in-Chief” del Mount Sinai Medical Center de Nueva York.

medicina preventiva

La conferencia es un claro ejemplo de lo que se conoce como “Paradigma Sanitario del Siglo XXI” o Medicina de las 4P’s: Preventiva, Proactiva, Predictiva y Personalizada. Desde la perspectiva de la prevención cardiovascular, el Dr. Fuster aborda muchos de los conceptos que manejamos a diario en nuestra clínica Neolife sobre la Age Management Medicine, con frases como:

  • “La enfermedad subclínica es la que tenemos, pero que no sabemos que tenemos”.
  • “La enfermedad cardiovascular es una enfermedad a largo plazo, de la que no nos enteramos hasta que nos da un infarto”.
  • “La genética es importante, pero no tan determinante”.
  • “La enfermedad cardiovascular es una enfermedad de la conducta”.
  • “Quiero cuidarme antes de que sea demasiado tarde”.
  • “Hoy tratamos la enfermedad, pero muy pronto trataremos la salud”.

Su conferencia viene a reforzar la filosofía de la Age Management Medicine, que pretende conocer con detalle el estado actual de todos nuestros biomarcadores, para colocarlos en sus niveles de excelencia. De esta forma, se puede detectar precozmente la presencia de enfermedad subclínica, adoptar actitudes preventivas eficientes (con protocolos científicamente contrastados) y realizar programas a largo plazo que inculquen una conducta saludable.

El Dr. Fuster hace referencia al cambio de actitud médica producido a partir del 2010, probablemente forzado por la crisis económica mundial, surgida a finales de la primera década de este siglo. Tratar enfermos crónicos que no cambian su conducta sobre los hábitos de salud es muy caro, y por tanto, hay que incidir más en la prevención y en el tratamiento de la enfermedad subclínica. “¿Por qué hay que seguir tratando a gente que no se cuida?” – cuestiona el Dr. Fuster.

El Dr. Fuster utiliza en sus investigaciones novedosas pruebas diagnósticas: el score cálcico y la ecografía de carótidas.

La enfermedad cardiovascular (que afecta tanto al corazón como al cerebro) es la primera causa de muerte en los países desarrollados (seguida del cáncer) y se relaciona directamente con los siguientes siete factores de riesgo (en orden de importancia):

  1. Hipertensión arterial.
  2. Tabaquismo.
  3. Mala alimentación.
  4. Obesidad.
  5. Diabetes.
  6. Sedentarismo.
  7. Hipercolesterolemia.

Con un solo factor de riesgo, se tiene un 25% de probabilidades de sufrir un infarto de miocardio en los próximos 10 años. A pesar de ello, todos pensamos que estamos en el 75% restante y que no nos va a pasar a nosotros. Sin embargo, la realidad no es así: el 60% de los españoles de más de 50 años tenemos más de un factor de riesgo, lo que nos da una idea de la importancia del tratamiento de la enfermedad subclínica.

Actualmente podemos precisar mucho más cuál es nuestro riesgo de parecer un evento cardiovascular a 3 años vista, mediante nuevas pruebas diagnósticas como el score cálcico y la ecografía de carótidas. Ambas pruebas se realizan en los proyectos de investigación del Dr. Fuster, como el HRP (que estudia a más de 6.000 personas de más de 55 años en EE.UU.) o el estudio PESA CNIC-Santander (sobre más de 4.000 empleados del banco Santander de entre 40 y 55 años).

En este segundo estudio se ha observado que más de la mitad de los varones, y algo menos de la mitad de las mujeres de 40 a 55 años, ya tienen enfermedad cardiovascular subclínica. En él no solamente se determina el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, sino que además se miden los telómeros (que se ven acortados por el estrés oxidativo, entre otras causas) y se realiza terapia conductual para adoptar unos hábitos de vida más saludables. Por otro lado, los test cognitivos permiten detectar precozmente déficits neurocognitivos. Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de las demencias no son genéticas y son secundarias a oclusiones de las pequeñas arterias cerebrales.

Neolife aplica las técnicas más avanzadas en Medicina Preventiva Antienvejecimiento.

Los Chequeos Neolife, basados en la Age Management Medicine, son los únicos en los que, fuera de un contexto de investigación, se realiza el score cálcico, la ecografía de carótidas, se miden los telómeros, se determina el estrés oxidativo y se realizan tests neurocognitivos, entre otras muchas pruebas diagnósticas. Estas pruebas no solamente están orientadas a la prevención de las enfermedades cardiovasculares, sino también a la prevención del cáncer, la diabetes, la osteoporosis, la sarcopenia y la demencia. Además, se promueven los buenos hábitos de vida para mantener una buena calidad de vida a lo largo del tiempo.


Sin comentarios todavía.

Deja un comentario