Del hambre al sobrepeso en una misma vida


El Macroinforme Global de Nutrición 2020 revela que los patrones alimentarios globales y nacionales ocultan desigualdades significativas dentro de los países y las poblaciones.

El pasado mes de junio se dio a conocer el nuevo Informe Global de Nutrición 2020, un documento en el que se señalan los cambios que se deben realizar en el sistema alimentario para mejorar la nutrición, la salud y la seguridad alimentaria. Se realiza una revisión y plantean recomendaciones, como una producción más variada de alimentos y reformular productos para que sean más saludables, entre otros, con el fin de mejorar el estado nutricional a nivel mundial.

Alejandro Monzó – Unidad de Nutrición y Enfermería Neolife


La cifra de hambrientos se reduce y el número de personas con sobrepeso aumenta a un ritmo preocupante.

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud (1). El Índice de Masa Corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza para identificar el sobrepeso y la obesidad en adultos (2). Sin embargo, difiere del estudio de la composición corporal total, que requiere de un análisis más exhaustivo con técnicas y herramientas antropométricas, como las disponibles en Neolife. En 2016, según las estimaciones por la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1.900 millones de adultos tenían sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones eran obesos. A nivel mundial, están vinculados con un mayor número de muertes que la insuficiencia ponderal (1).

Como principal informe mundial sobre el estado de la nutrición global (figura 1.), se examina el papel crítico de abordar la desigualdad para terminar con la desnutrición en todas sus formas (3). La desigualdad es una causa de desnutrición, tanto desnutrición como sobrepeso, obesidad y otras enfermedades crónicas relacionadas con la dieta. La necesidad de sistemas alimentarios y de salud más equitativos y sostenibles nunca ha sido tan urgente. En este informe se destaca la necesidad de integrar la nutrición en la cobertura de salud universal como un requisito previo indispensable para mejorar las dietas, salvar vidas y reducir el gasto en atención médica. Revertir la epidemia de la obesidad también reduciría la carga sobre los sistemas de salud, siendo una de las condiciones de salud más costosas.

Las consecuencias comunes del sobrepeso y la obesidad para la salud son diversas, estudios muestran que un IMC elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles, como son las siguientes (1,2):

  • Las enfermedades cardiovasculares, principalmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares.
  • La resistencia a la insulina y diabetes
  • Los trastornos del aparato locomotor, especialmente osteoartritis.
  • Algunos tipos de cáncer, como mama, próstata, colon, endometrio, hígado, vesícula biliar, ovarios y riñones.

Actualmente, muchos países de ingresos bajos y medios están afrontando una denominada “doble carga” de morbilidad. En el Informe Global de Nutrición presentado en este 2020 se muestra que mientras estos países continúan encarando los problemas de las enfermedades infecciosas y la desnutrición, también experimentan un rápido aumento en los factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles, como la obesidad y el sobrepeso, sobre todo en los entornos urbanos (3). Por ello, los autores señalan que no es raro encontrar la desnutrición y la obesidad coexistiendo en el mismo país, la misma comunidad y el mismo hogar.

Además, los autores destacan que la desigualdad ya no solo la marca el acceso a alimentos sino también por el acceso a una dieta variada. Una misma persona podría sufrir desnutrición y, años más tarde, obesidad. El informe plantea el caso de personas que en sus primeros años no han recibido los nutrientes necesarios o, incluso, sus madres no los han ingerido durante el embarazo y, después, tampoco tienen acceso a una alimentación saludable, sino a alimentos industriales y ultraprocesados o una dieta poco variada (3,4).

El informe denuncia que los alimentos ultraprocesados tienen mayor disponibilidad, son más baratos y se comercializan de forma intensiva. Un estudio publicado por Foodwatch Holanda revela que el 70% de los productos alimentarios que podemos encontrar en un supermercado pertenece a la categoría de ultraprocesados. Los autores piden un cambio en la legislación, donde los alimentos frescos y perecederos estén más presentes, puesto que pueden mejorar significativamente la dieta y, en consecuencia, la salud (3,5).

Las dietas pobres no son sólo el resultado de una elección personal a la hora de elegir los alimentos, en ello también interviene la composición, algo de lo que se encarga la industria alimentaria. Por ello, el informe insta a que esta industria adopte las regulaciones oportunas, reformulen sus productos para hacerlos más saludables, que utilicen materias primas de calidad y, finalmente, que ofrezcan información veraz y transparente a través del etiquetado, mostrando todos los ingredientes que contienen los productos que elaboran (3).

Sobre la composición de los alimentos, el documento apunta que los sistemas agrícolas actuales se centran en la producción de productos básicos como trigo, arroz o maíz. Sin embargo, otros, como el aceite de palma, cacahuetes, remolacha azucarera, caña de azúcar, soja, girasol, tubérculos, representan el 72% de las cosechas a nivel mundial. Esta situación preocupa a los expertos y señalan la necesidad de una producción de amplia gama de alimentos saludables y sostenibles, que se diversifique más en frutas, legumbres y verduras (3).

Melatonina a altas dosis un protector frente al cáncer

Figura 1. Gráfico de representación del Informe Global de Nutrición 2020 (6).

Cabe destacar el mensaje emitido por el panel de expertos responsable del informe. Si no se adoptan las medidas adecuadas, los problemas asociados a la mala alimentación se agravarán, afectando especialmente a las poblaciones más vulnerables y haciendo que sean más susceptibles de padecer diferentes problemas de salud. Los autores concluyen recordando la importancia de que una buena nutrición es una estrategia adecuada y efectiva que puede proteger a la población de enfermedades y epidemias, se alivia la carga en el sistema sanitario, se reduce el gasto médico y se salvan vidas (3,4). Por este motivo, inciden en que aquellos países donde la legislación es más laxa y hay menos controles, los gobiernos deben implicarse más y establecer más controles de calidad.

Desde Neolife, queremos transmitir el importante papel que tiene la nutrición en la salud humana. Lamentablemente, la prevalencia de sobrepeso, obesidad y desnutrición se incrementan a nivel mundial y nace la necesidad de adoptar hábitos de estilo de vida saludables. Los gobiernos deben garantizar políticas alimentarias sostenibles y seguras, priorizando el estado de salud de las personas para poder así prevenir enfermedades futuras que amenazan los sistemas de salud.

La educación nutricional y la adopción de hábitos alimentarios saludables son pilares fundamentales de nuestro programa de salud integral. Septiembre es un mes importante para retomar y reconducir hábitos de vida saludables (frecuentemente descuidados en la época de verano), tomar las riendas de nuestra salud y optar por elecciones alimentarias saludables. Por todo ello, el equipo de Neolife ha seguido y sigue trabajando en mejorar los servicios en el departamento de nutrición. Recientemente hemos sacado nuevos programas de seguimiento y bonos nutricionales con el objetivo de mejorar el hábito nutricional, la composición corporal y su salud. Para más información no dude en ponerse en contacto con nuestras Medical Assisstant vía presencial, telefónica o e-mail.


BIBLIOGRAFÍA

(1) (2020). “Obesity and overweight”. World Health Organization.

URL: https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight

(2) De Luis Román, D.A. Bellido Guerrero, D. García Luna, P.P. Olivera Fuster, G. (2017). “Dietoterapia, nutrición clínica y metabolismo”. Tercera edición. Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición. Grupo Aula Médica, S.L. Madrid, España.

(3) 2020 Global Nutrition Report: Action on equity to end malnutrition. Bristol, UK: Development Initiatives.

URL: https://globalnutritionreport.org/

(4) (2020). “Del hambre al sobrepeso en una misma vida: el nuevo panorama de la nutrición”.

URL: https://www.nutrinfo.com/noticias-nutricion/del-hambre-al-sobrepeso-en-una-misma-vida-el-nuevo-panorama-de-la-nutricion-3992

(5) (2017). “El 70% de los supermercados consiste en controvertidos alimentos ultraprocesados”. Food Watchdog.

URL: https://www.foodwatch.org/nl/persberichten/2017/70-supermarkt-bestaat-uit-omstreden-ultra-processed-foods/

(6) 2020 Global Nutrition Report: Action on equity to end malnutrition. Executive summary. Bristol, UK: Development Initiatives.

URL: https://globalnutritionreport.org/reports/2020-global-nutrition-report/executive-summary/


, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario