¿El colectivo médico consume suplementos?

Dirección médica de Neolife


Según el estudio NHS (Nurse Health Study), el 88% de las mujeres del colectivo sanitario norteamericano y el 81% de los hombres de este mismo colectivo consumen suplementos nutricionales.

Existen múltiples estudios que confirman los beneficios de una suplementación nutricional cuando la nutrición no es capaz de mantener los marcadores clave en sus niveles óptimos. Desde el punto de vista de la Medicina Preventiva el momento del comienzo de la suplementación nutricional podría ser a partir de los 25 años, cuando el déficit crónico de ciertos micronutrientes por una dieta pobre se empieza a acumular. Sin embargo, es a partir de los 40 años cuando esta suplementación podría ser esencial.

medicos (3)

A pesar de la gran controversia con respecto a si se debe o no tomar suplementos nutricionales, las cifras relacionadas con su consumo son sumamente indicativas de la tendencia a este respecto.

Según el estudio de Bailey publicado en 2011 (1), casi la mitad de los norteamericanos toma algún suplemento nutricional. Curiosamente este porcentaje es el mismo entre el colectivo sanitario. En la encuesta realizada por Medscape para determinar el estilo de vida de los médicos norteamericanos en 2014 (2), se observó que el 62% de los médicos de más de 46 años y el 48% de los menores de 45 años toman algún suplemento nutricional, siendo las mujeres las que lo hacen en mayor proporción que los hombres, 61% frente a 54%. Sin embargo, según los datos aportados por el importante estudio NHS (Nurse Health Study) (3), estos porcentajes son muy superiores, disparándose al 88% en las mujeres y al 81% en los hombres del colectivo sanitario.

En cuanto al tipo de suplemento tomado por este colectivo, la encuesta de Medscape refleja que más del 30% toma un multivitamínico-multimineral, seguido por la vitamina D y el calcio (en torno al 27%), los omega 3 (22%) y los antioxidantes (18%). Otros suplementos habituales son los complejos de vitamina B, los probióticos y la coencima Q10. Curiosamente, según el estudio NHS (3), entre 1986 y 2006 el incremento en el consumo de vitamina D y omega 3 ha sido muy importante (del 2% al 32% y del 1,6% al 18% respectivamente) mientras que el consumo de vitamina  A, C o E aisladas decae progresivamente.

No en vano los omega 3 se sitúan en la 8ª posición en cuanto al número de estudios aleatorios controlados realizados y la vitamina D en la 11ª posición del ranking histórico mundial de fármacos y suplementos más estudiados (el campeón es la aspirina).

En un estudio de 1996 (4) se estimaba el consumo de vitaminas y minerales en España en torno al 28%. Probablemente hoy en día sea muy superior, aunque no llegue al 50% de la población norteamericana.

La suplementación nutricional es uno de los pilares de los programas Neolife de Age Management, teniendo una formulación propia y optimizada en dosis y materia prima de algunos de los suplementos más importantes.


BIBLIOGRAFÍA

(1) Bailey RL, Gahche JJ, Lentino CV, et al. Dietary supplement use in the United States, 2003-2006. J Nutr. 2011;141:261-266.

(2) http://www.medscape.com/features/slideshow/lifestyle/2014/public/overview#7

(3) Kim HJ, Giovannucci E, Rosner B, Willett WC, Cho E. Longitudinal and secular trends in dietary supplement use: Nurses’ Health Study and Health Professionals Follow-Up Study, 1986-2006. J Acad Nutr Diet. 2013 Oct 9. pii: S2212-2672(13)01253-7. doi: 10.1016/j.jand.2013.07.039.

(4) Serra Majem L, et al. Consumo de suplementos vitamínicos-minerales en la población española (1996). Nutrición Clínica 1996; 16:7-15

, , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario