Soluciones para la mujer con alopecia androgénica


Los efectos estéticos de la caída del pelo repercuten muchas veces en el estado de ánimo de la mujer, empeorando su calidad de vida. Un tipo de alopecia bastante común en el sexo femenino es la alopecia androgénica.

Se caracteriza por una pérdida progresiva del pelo terminal en la zona frontal y en el vértice del cuero cabelludo. Es importante en primer lugar diagnosticarla y luego ofrecer respuestas terapéuticas adecuadas que puedan mejorar esta condición. Ya analizamos en la pasada newsletter la alopecia androgénica en el hombre, aquí resaltaremos algunas diferencias y peculiaridades propias de la mujer.

Dra. Celia Gonzalo Gleyzes – Equipo Médico Neolife


Algunas características de este tipo de alopecia

La alopecia androgénica en las mujeres o patrón femenino de pérdida de cabello (FPHL) se caracteriza por una pérdida progresiva del pelo terminal en la zona frontal y en el vértice del cuero cabelludo, siendo visible una reducción de la densidad capilar. Con respecto a los hombres, la pérdida de pelo terminal suele ser incompleta y respeta la línea frontal.

La prevalencia es menor en población asiática que en caucásica.

alimentos que no debemos comer

La FPHL puede aparecer tras la pubertad, pero lo más común es que se dé tras la menopausia.

Como en los varones, se produce el proceso de miniaturización del folículo, en las áreas afectadas observaremos pelo de tipo vello fino. La duración de la fase de crecimiento (anágena) de los folículos pilosos se reduce, pasando de algunos años a sólo semanas o meses.

¿Y las hormonas en todo esto?

Las mujeres con problemas hormonales de tipo hiperandrogenismo, es decir, que presentan niveles de “hormonas masculinas” más elevados (por ejemplo, ovario poliquístico, hipertecosis ovárica, tumores adrenales u ováricos secretores) pueden desarrollar una FPHL más temprana. No obstante, la mayoría de las mujeres con FPHL tienen niveles normales de andrógenos.

Las teorías que explican la FPHL incluyen la sensibilidad aumentada de los folículos pilosos a andrógenos, la influencia de los estrógenos y la genética (múltiples genes implicados).

¿Cómo diagnosticar la FPHL?

Es esencial elaborar una historia clínica completa en la que se pregunte a la paciente por cuestiones como edad de aparición, signos de virilización, antecedentes obstétricos, tratamiento, uso de suplementos o de terapia hormonal e historia familiar de alopecia.

Tras ello se examinará el cuero cabelludo para identificar el patrón de distribución y a veces se realizará una tricoscopia (observación más fina). Y para terminar será preciso realizar una analítica con determinaciones hormonales adecuadas (1).

Tratamiento 

Lo primero que se tiene que recomendar es el minoxidil tópico al 5%. Se debe aplicar diariamente en las zonas afectadas del cuero cabelludo. Hay que esperar 4 meses para empezar a notar los efectos y mantenerlo al menos 12 meses para evaluar la respuesta completa. En la formulación de esta solución tópica se podría incorporar el latanoprost, un análogo de prostaglandina, molécula que mejora la oxigenación del folículo piloso.

Viene después la espironolactona, antagonista de la aldosterona, que bloquea de forma competitiva el receptor de andrógenos e impide débilmente la síntesis de estos. Se suele empezar con una dosis baja para comprobar tolerancia. Algunas mujeres pueden experimentar dolores de cabeza, disminución de libido e hipotensión ortostática (tensión baja) entre otros síntomas. Combinar el minoxidil con la espironolactona es una buena recomendación terapéutica.

Aunque muchas mujeres están con finasteride de 1 mg (fármaco que disminuye el paso a dihidrotestosterona), los estudios realizados no muestran buenos resultados, pero sí con mayores dosis o con el dutasteride (todo esto fuera de ficha técnica de momento).

Al igual que el hombre, la mujer podría recurrir a otros tratamientos como las inyecciones en cuero cabelludo de plasma rico en plaquetas (PRP) que aporta factores de crecimiento en grandes concentraciones o la terapia láser (low level laser light therapy (LLT)).

Si la afectación es crónica y llamativa, la cirugía, es decir los implantes capilares, sería una opción para considerar (2,3,4).

Una vez más invitamos a las mujeres con una sospecha de FPHL a ser valoradas por un médico que indique y supervise el tratamiento para evitar la automedicación y sus posibles complicaciones.


BIBLIOGRAFÍA

(1) Up To Date: Female pattern hair loss ( andogenetic alopca in women), Pathogenesis, clinical features, and diagnosis

(2) Up To Date: Female pattern hair loss ( andogenetic alopecia in women): Treatment and prognosis.

(3) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30261560 Dermatol Online J.

(4) https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10103-017-2385-5 


, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario