Vitamina K y sus diferentes funciones


Para llegar a un perfecto equilibrio de las diferentes funciones vitales son necesarias ciertas substancias llamadas vitaminas. Vamos a profundizar en la vitamina K. Existen dos formas principales de esta vitamina (vitamina K1 y vitamina K2), cada una proviene de una fuente distinta y además poseen actividades biológicas diferentes.

La vitamina K1 es la Filoquinona, tiene un papel importante en la coagulación ya que es un cofactor indispensable para la activación de ciertas proteínas clave. La fitonadiona es la forma sintética de la vitamina K1. La vitamina K2 también llamada Menaquinona se distribuye en diferentes formas desde la MK-4 (menatretenona) hasta la MK-13.

Dra. Celia Gonzalo – Equipo Médico Neolife


Diferentes fuentes, su metabolismo y aportes diarios recomendados de vitamina K

La vitamina K1 se encuentra en la dieta humana ya que es sintetizada por ciertas plantas y vegetales verdes. Entre ellos citamos el kale, las espinacas, el brócoli y algunas frutas y hierbas. Ciertos aceites como el aceite de soja y de cánola contienen grandes cantidades.

Las fuentes de vitamina K2 son: algunos tipos de queso, los huevos, la carne y el natto (comida a base de soja fermentada de consumo habitual en Japón, que obtiene el primer puesto con un contenido de 775 mcg/100 g). Algunas menaquinonas son sintetizadas por la microbiota intestinal.

vitamina k

La vitamina K1 se puede convertir en vitamina K2 (MK4) y ésta ser acumulada en tejidos extrahepáticos. Las formas más comunes de la vitamina K2 tienen el 60% de actividad de la vitamina K1. La biodisponibilidad de todas las formas de la vitamina K varía mucho según el contenido de nutrientes intraluminal (en el tubo digestivo).

Para poder absorber bien la vitamina K se necesita tener la función pancreática y biliar intactas al igual que los mecanismos de absorción de las grasas. La vitamina K de la dieta viene unida a proteínas, se libera de ellas mediante enzimas pancreáticas en el intestino delgado. Pasa luego por una solubilización en micelas por las sales biliares para poder ser absorbida por las células intestinales.

Se recomienda un aporte 90 mcg en mujeres , 120 mcg en hombres y  en niños la cantidad oscila de 2 hasta 75 mcg diarios.

Diferentes acciones de la vitamina K

  • Coagulación: la vitamina K es esencial para la actividad de varias enzimas carboxilasas, con lo cual es necesaria para la activación de los factores de la coagulación VII, IX, X y de la protrombina.
  • Activación de las proteínas C y S: estas proteínas anticoagulantes también requieren vitamina K.
  • Revertir anticoagulación: puede disminuir o revertir el efecto anticoagulante de los dicumarínicos (Acenocumarol).

  • Metabolismo óseo: la vitamina K es un cofactor de algunas proteínas involucradas en la mineralización, incluyendo la osteocalcina y la proteína Gla matriz (MGP). La vitamina K permite la carboxilación de la osteocalcina, ello promueve la transición de osteoblasto (célula inmadura ósea precursora) a osteocito (célula ósea madura) y también limita la osteoclastogénesis (los osteoclastos son células que reabsorben y remodelan hueso).En un estudio se estableció una asociación positiva entre fracturas osteoporóticas en hombres y tratamiento de larga duración con antagonistas de la vitamina K (anticoagulantes).En mujeres de todas las edades el aporte bajo de vitamina K se asocia a deterioro óseo lo que sugiere un efecto beneficioso de la vitamina K en la salud ósea. Se requieren más estudios (mayores tamaños muestrales, incluir poblaciones caucásicas, distinguir entre dosis y tipos de vitamina K, etc.) para recomendar una suplementación y tener en cuenta las posibles sinergias entre diferentes nutrientes.
  • Calcificación coronaria: la hipótesis es que el déficit de vitamina K la puede aumentar a través de la actividad deficiente de la MGP. Se requieren más estudios para confirmar esta teoría.

Situaciones con riesgo de déficit de vitamina K

Al ser una vitamina liposoluble las siguientes situaciones motivan una mayor vigilancia o directamente plantean tratamiento: fibrosis quística, colangitis biliar primaria, colangitis esclerosante primaria, atresia biliar, colestasis intrahepática familiar, enfermedad celíaca, intestino corto, fallo hepático, altas dosis de vitamina E, antibióticos y dosis tóxicas de vitamina A.

La población anciana, con obesidad o con diabetes también está en riesgo (por menor conversión periférica de VK1 a VK2 o/y por actividad reducida de la microbiota) (1,2).


BIBLIOGRAFÍA

(1) UpToDate: Overview of vitamin K

(2) Vitamin K and osteoporosis: Myth or reality? Palermo, Andrea et al. Metabolism – Clinical and Experimental, Volume 70, 57 – 71. https://www.metabolismjournal.com/article/S0026-0495(17)30045-8/fulltext


, , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario